¿Qué te puede aportar la terapia polivagal?

La teoría polivagal, desarrollada por el neurocientífico Stephen Porges, es un enfoque revolucionario que nos ayuda a comprender cómo nuestro sistema nervioso autónomo responde a diferentes situaciones y cómo esto afecta nuestra salud mental y emocional.
Esta teoría se basa en la idea de que el sistema nervioso autónomo no es solo una respuesta de “lucha o huida”, sino que también incluye una respuesta de “congelación” y una respuesta de “conexión social”. Según la teoría polivagal, nuestro sistema nervioso autónomo está compuesto por tres ramas principales: el sistema nervioso simpático, el sistema nervioso parasimpático y el nervio vago.
El sistema nervioso simpático se activa en situaciones de estrés o peligro, preparando al cuerpo para luchar o huir. El sistema nervioso parasimpático, por otro lado, se activa en situaciones de seguridad y calma, permitiendo que el cuerpo se relaje y se recupere. El nervio vago, que es la parte más reciente evolutivamente del sistema nervioso autónomo, está involucrado en la respuesta de conexión social y en la regulación emocional. La teoría polivagal nos ayuda a comprender cómo estas diferentes respuestas del sistema nervioso autónomo pueden influir en nuestra salud mental y emocional.
Por ejemplo, cuando nos encontramos en una situación de estrés o peligro, es común que nuestro sistema nervioso simpático se active y experimentemos síntomas de ansiedad o miedo. Sin embargo, si la situación de estrés es demasiado abrumadora, es posible que nuestro sistema nervioso entre en una respuesta de congelación, donde nos sentimos paralizados y desconectados de nuestras emociones.
Por otro lado, cuando nos encontramos en un entorno seguro y en presencia de personas de confianza, nuestro sistema nervioso parasimpático y el nervio vago se activan, lo que nos permite experimentar una sensación de calma y conexión social.
Esta respuesta de conexión social es fundamental para nuestra salud mental y emocional, ya que nos ayuda a regular nuestras emociones, establecer relaciones saludables y experimentar una sensación de bienestar general. La teoría polivagal tiene numerosas aplicaciones en el campo de la salud mental y emocional. Por ejemplo, en el tratamiento de trastornos como el estrés postraumático o la ansiedad, se pueden utilizar técnicas que ayuden a regular el sistema nervioso autónomo y promuevan una respuesta de conexión social.
Además, la teoría polivagal también puede ser útil en el manejo del estrés y la prevención del agotamiento emocional. Al comprender cómo nuestro sistema nervioso autónomo responde a diferentes situaciones, podemos identificar las señales de estrés temprano y tomar medidas para regularnos y cuidarnos a nosotros mismos.
En resumen, la teoría polivagal es un enfoque innovador que nos ayuda a comprender cómo nuestro sistema nervioso autónomo responde a diferentes situaciones y cómo esto afecta nuestra salud mental y emocional. Al utilizar esta teoría en la práctica clínica y en nuestra vida diaria, podemos promover una mayor regulación emocional, establecer relaciones saludables y mejorar nuestra calidad de vida en general, mejorando nuestro sistema nervioso, endocrino, inmunológico y psicológico.
Quieres aprender ¿cómo incorporar en tu vida diaria los beneficios de la terapia polivagal, y mejorar así tu vida íntegramente? Echa un vistazo a mi programa desarrollado especialmente para que puedas aprender todo sobre tí y encuentres el bienestar y satisfacción personal para este 2024.

 

Carrito de compra
Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad