Mediación Familiar y Penal

Soy titulada en “Experto universitario en Mediación y Justicia Penal” por la Universidad de Valencia y acreditada a nivel nacional como Psicóloga Forense

¿Qué es una mediación familiar?

La mediación familiar es un sistema de resolución de conflictos a que llegan las partes, ayudadas por un tercero imparcial llamado mediador familiar. El mediador los ayuda a obtener una solución que surja de ellos mismos, a través de sesiones realizadas fuera del tribunal, en un ambiente que favorece el entendimiento. Durante el proceso el mediador ayuda a las partes que se expresen sus necesidades y lleguen a un posible acuerdo respecto a un aspecto puntual. El acuerdo consensuado por ambas partes puede trasladarse en un acuerdo judicialmente reconocido, pero no siempre es necesario. No obstante, si fuese necesario se plasmaría los aspectos más importantes de acuerdo en un documento redactado por un letrado y, de esta manera, resolvería el conflicto no solo familiar sino también desde el punto de vista legal.  Hay que también recalcar que no siempre es posible llevar a cabo la mediación, por lo que es importante consultar tu caso antes de proceder y ser asesorado personalmente. La mediación siempre debe ser consensuado y voluntario por ambas partes, por lo que las personas deben estar plenamente capacitados en conciencia y voluntad. 

¿Qué es una mediación penal?

La búsqueda  antes y durante el proceso penal de una solución negociada entre la víctima y el autor de la infracción, en la que medie una persona competente. En materia penal, la mediación también procederá, en el marco de la justicia restaurativa, y previo al inicio del proceso penal, en las controversias entre particulares originadas por la comisión de una conducta tipificada como delito que se persiga por querella, y al concluir el proceso penal, respecto de conducta. En la mediación penal, un tercero interviene entre las partes para que éstas, de forma libre y voluntaria, alcancen una acuerdo que ponga fin al conflicto, de forma que la víctima pueda ser reparada y que el infractor asuma su responsabilidad. Hay situaciones legales donde la ley prohíbe la mediación, como los casos donde alguna de las partes carece de su plena conciencia o voluntad o delitos en violencia de género. El artículo 87 ter, apartado 5, de la Ley Orgánica del Poder Judicial es el que prohíbe la mediación en conflictos donde hay violencia de género. Se trata de una prohibición total que afecta a las cuestiones civiles y penales con violencia de género. La mediación penal, en contra de lo que en un primer momento se puede pensar, no es sustitutiva del derecho procesal penal sino que es un complemento que puede servir como desarrollo del mismo, llegando en algunos casos a ciertas soluciones a las que no se podría llegar con la aplicación del derecho procesal penal, estableciendo una vía de comunicación entre la victima y el acusado,  pero prestando especial atención a la victima, a la cual, el perdón y el arrepentimiento del infractor sirva para alcanzar un acuerdo que le satisfaga.

Existen algunos casos en los que su uso se da con una mayor frecuencia:

  1. Delitos leves.
  2. Delitos sin victima o delitos de peligro abstracto
  3. Delitos contra la seguridad vial con victimas
  4. Delitos contra el patrimonio (robo, hurto, estafa, daños…)
  5. Delitos contra el honor (injurias, calumnias, amenazas…).
  6. Delitos contra los derechos y deberes familiares.
  7. Delitos contra personas jurídicas.

¿Cuántos tipos de mediación hay?

Existen varios contextos donde la mediación puede ser una buena solución. Existe la medicación familiar y penal, lo que es más conocido por su clara implicación, en la mayoría de los casos, en un proceso legal. No obstante, la mediación escolar, laboral, civil o vecinal son otros contextos sociales donde se puede intervenir para evitar un conflicto mayor y llegar a un acuerdo que complazca a todas las partes para cesar con el foco de estrés evitando el proceso judicial y la intervención de los tribunales.  Cada vez cobra más terreno la mediación escolar y laboral, solicitado por la misma empresa para resolver problemas entre compañeros y mejorar el ambiente laboral entre las personas o llegar a un acuerdo en cuestiones de despidos laborales. 

Si tienes un conflicto familiar, vecinal o laboral y quieres solucionarlo

Solicita información más específica sin compromiso para ver si tu caso y problema puede ser resuelto mediante el proceso de mediación e informarte sobre los pasos necesarios, el tiempo de duración y cualquier otra duda que tengas. más abajo puedes reservar cita o ponerte en contacto conmigo directamente. Me comentarás tu caso, veremos si la otra parte está de acuerdo de someterse a mediación, y a partir de allí haremos una serie de sesiones para centrarnos en el problema y enfocarnos en las posibles soluciones que ayuden disipar el conflicto no solo a nivel práctico sino también emocional. Al final del proceso, se firmará un acuerdo que dependiendo de la naturaleza de la mediación podría redactar uno de los abogados especializados en el campo, o de manera privada que aun así plasmará el acuerdo entre las partes y servirá para adecuarse a las pautas establecidas a seguir del mutuo acuerdo. De esta manera, las partes tendrán claro cualquier detalle y se verán con más peso obligadas a cumplir, como también servirá en caso de no cumplir el acuerdo, como precedente en un proceso legal, si procede. 

Reserva una cita telefónica gratis conmigo

Experimenta ya la comodidad de aprender a resolver tus problemas con la ayuda de un mediador profesional 

Reserva aquí una cita, y te llamo para responderte a las dudas que tengas.

Date prisa ¡SÓLO ATIENDO MÁXIMO DOS PROCESOS DE MEDIACIÓN DE MANERA PARARELA!

SZERENA MAJOROS

Psicóloga Forense y sanitaria, facilitadora de resiliencia estratégica nº col: CV10102

He ejercido durante más de 15 años en el contexto piscojurídico  y terapeútico asesorando a particulares, jueces y abogados y he desarrollado un método propio, basado en diferentes técnicas psicológicas, neurociencia y de kinesiología para desarrollar la adaptación y resolución de cambios, integrando y transformándolos estratégicamente en experiencias con un alto valor de sentido, disolviendo el estrés y ansiedad que generan. Tanto en el proceso de terapia, como en la mediación y elaboración de periciales psicológicos, utilizo, como base la teoría de esquemas personales y la logoterapia, que generan un alto valor para una comunicación estratégica.

Podemos trabajar tanto presencial como de manera online dependiendo de tu caso. Las sesiones online se graban y a petición de clientes se pueden entregarlas a las partes, si los dos están de acuerdo. A contrario, las grabaciones se destruirán automáticamente al finalizar el proceso de mediación. Si queires saber más sobre mi CV, o trayectoria personal, pincha aquí.

“La paz no es la ausencia de conflicto, es la habilidad de gestionar el conflicto por medios pacíficos” -Ronald Reagen

Carrito de compra
Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad