Descubre tu estilo educativo parental

Seguro que te has preguntado como padre/madre, si estás educando de la manera adecuada. Nuestro estilo educativo parental depende de factores, como el modelo que hemos recibido, consciencia sobre los efectos de nuestras conductas, nuestros valores etc… Hoy te voy a enseñar el modo de evaluar tu estilo parental para que puedas cambiar aquello que que impide mejorar la relación con tus hij@s.

Vamos a cambiar el orden. Para no influirte con ninguna explicación, te invito que pinches en la siguiente link y respondas al cuestionario. Luego sigue las instrucciones de corrección, para finalmente volverte al blog y leer la interpretación y mis consejos para trabajar en la mejoría.

NO SIGAS LEYENDO HASTA TERMINAR EL CUESTIONARIO PINCHANDO EN EL LINK ARRIBA

Sobreprotector: Los padres con este estilo educativo parental, a menudo, que son totalmente responsables de todo loq ue le pueda pasar a sus hijos. No quieren cargarse con ninguna culpa, y piensan que las dificultades de la vida ya vendrán. Justifican sus actos con que el hijo no puede, quieren ayudarle en todo momento. Se sienten nerviosos cuando el hijo quiere hacer algo nuevo o por propia iniciativa. Pueden enfadarse si los hijos quieren experimentar por si solos. Como consecuencia evitan conductas arriesgadas o molestas, llamándoles muchas veces la atención y dando consejos para todo. Acentúan los peligros de las cosas , pretendiendo atemorizar para evitar el riesgo. Reprochan las iniciativas propias y elogian cuando los hijos buscan su apoyo. Como es de comprender, los hijos se desarrollan con miedos, baja autoestima teniendo un autoconcepto deficiente y baja percepción de autoeficacia. A menudo presentan problemas de aprendizajes, inseguridades, o problemas de conducta de rebeldía, mezclada con sentimientos de culpabilidad. En muchos ámbitos se muestra desmotivado porque no sabe definir sus propias metas, y proner própositos reales. No se esfuerza, porque está acostumbrado a tener todo hecho.

Mis Consejos: Hay dos creencias princiaples detrás de este estilo educativo. La primera es que el hijo es un ser inexperto, débil, frágil en todos los sentidos, que necesita una guía constante. Por eso te responsabilizas demasiado por la conducta, sentimientos y cualquier incomodidad que pueda sufrir tu hijo. Te avergüenzas si hace algo incorrecto, por eso prefieres hacerlo tú. Seguramente sufres mucho por esta hiperresponsabilidad que tienes, y si tienes hijos mayores puede que tengas conflicto y discusiones frecuentes con ellos por esta misma razón. Seguro que no quieres que tu hijo de mayor tenga estas mismas preocupaciones que tú. De hecho, eso es lo que realmente quieres evitar. La vida no es un continuo bienestar o salud. Parte de la vida es la enfermedad, el dolor igualmente. Los hijos aprenden más de lo que hacemos que de lo que decimos. Céentrate más en tí, cambiar tus inseguridades, mostrar más confianza en tí y en tu hijo. Creo que estás de acuerdo, que los hijos necesitan atravesar etapas evolutivos conflictivos que requieren superar miedos, aprender nuevas habilidades etc. Finalmente es el propio hijo que tendrá que aprender, y valer por sí solo. Cambia tu rol tan entrometido a ser más como un espectador. Deja de dar consejos constantes. Antes de dar un consejo, piensa si te han pedido tu opinión, y si realmente va a ser beneficioso darla en ese momento. Solo hace falta parar 5 min y reflexionar. Anima tu hijo hacer las cosas solo, por ejemplo intentar hacer algo primero él, y luego si te pide ayuda quiarle durante el proceso. Solo hacerlo tú, si ves que realmente no lo ha conseguido, y siempre ensenandole el paso a paso. Confía más en él, generándole un autoconcepto de ser honesto. Reflexiona sobre todos los beneficios que te podrían generar entu vida si suiguieras estos consejos. Otra creencia destacable en este estilo es la culpabilización. No eres culpable por muchas cosas que te pasan en tu vida. Como mucho eres responsable de algunos acontecimientos. La vida, muchas veces viene imprevista. Si un conductor borracho atropella a tu hijo, y coincide que ese día tú llegabas tarde al colegio, no eres responsable del accidente. No sirve de nada machacarte con algo que no estáaba ni está en tu mano. Sin embargo, eres responsable de la manera que decidas llevar esa situación y tus actos como consecuencia. Piensa que tu vida finalmente es la suma de tus decisiones.

Asertivo: los padres con estilo educativo asertivo parental piensasn que sus hijos necesitan adquirir los hábitos desde el amor, dejando libertad de elegir sus gustos, aceptándoles como son, pensando que las imperfecciones son parte de la vida. Por lo tanto, se sienten tranquilos ante las nuevas iniciativas de autonomía de sus hijos, velando por sus seguridad sin entrometerse. Se sienten satisfechos cuando los hijos siguen sus indicaciones, elogiando sus conductas, igualmente animan para que se expresen sus gustos y sentimientos con libertad. La atención de los padres se fija máas en los progesoso y aspectos positivos de sus hijos, que en los fallos o imperfecciones. Elogian también los esfuerzos independientemente de los resultados finales. tienen fé en la manera de educar, aunque no vean los frutos a corto plazo, confían en los progresos de sus hijos. Mis consejos: está claro que tienes un sentimiento de responsabilidad equilibrada, tolerancia y empatía. probablemente eres optimista, confiada, emocionalmente resolutuva con vínculos afectivos seguros y significativos. Puede que ni seas consciente de todo eso y te salga a raíz del modelo que has aprendido. Si es así, mi consejo que fórmate, lee más acerca de tema o etapa evolutivo concrteo de tus hijos, para seguir creciendo y comprendiendoles. Probablemente tendás altibajos como todos, y la relación con tus hijos también puede variar a lo largo del tiempo. Por eso es importante concienciarte más, y trabajar el ámbito que descubras más flojo. No sabmos todo aunque tengamos satisfechas la mayor parte de nuestras vidas. Solo podemos crecer en sabiduría si afrontamos con humildad todo lo aprendido.

Inhibicionista: Los padres con este estilo educativo parental piensan que la vida es dura y cuanto antes lo aprendan eso sus hijos mejor será para ellos, por lo que no les gusta resolver los problemas de sus hijos, incluso cuando ellos le piden ayuda. Se enfadan, se muestran preocupados o decepcionados ante la petición de ayuda de sus hijos y tranquilos ante la iniciativa propia y conductas de autonomía. Como consecuencia prestan muy poca atención en las conductas adecuadas de los hijos, no las refuerzan. Castigan aleatoriamente los comportamientos inadecuados, sobre todo cuando esa conducta les incomóda, les molesta o interrumpe en los que está haciendo. Se expone a sus hijos a influencias no controladas, como redes sociales, internet, amigos.

La base de este estilo educativo reside en un pensamiento de responsabilidad mínima, ya la vida es la mejor escuela, por lo que los padres no ponen límites adecuados, ni impedimentos. Otro pensamiento centrar es la desculpabilización, ya que piensan que poco pueden hacer por los hijos más allá de verstirlos, alimentarlos y llevarlos al colegio. Las consecuencias en los hijos pueden ser diversas. Si el hijo tuvo oportunidad y habilidades para desarrollar y aprender lo suficiente, se desarrolla un autoconcepto positivo al verse capaz. Por otra parte, puede presentar retraso en este aprendizaje o habilidades sociales. Pueden tener comportamientos desafiantes o búsqueda de apoyo acentuada, ya que tiene muchas inseguridades y puede sufrir ansiedad. Mi consejo: Analiza tus valores y tu sentido de responsabilidad en otros ámbitos de tu vida también. Reflexiona sobre los valores que realmente queires transmitir a tu hijo, y las mejores maneras de transmitírselos. Te puede ser útil si completas el ejercicio siguiente, pinchando en este link.

Punitivo: Los padres con este estilo educativo parental piensan que sus hijos deben comportarse de manera correcta, sin excepción. Se centran más en los fallos y conductas incorrectas, siendo exigentes e inflexibles. Piensan que los hijos tienen la obliogación de obedecer y se sienten contentos cuando eso pasa. Sin embargo, se enfadan y castigan. Tienden calificar a la persona y no la conducta. Como consecuencia, en los hijos se desarrolla a menudo el rencor, con muchas inseguridades, buscan la aprobación y admiración. Ponen normas inalcanzables para demostrar, y cuando no lo consiguen se sienten culpables y fracasados. Piensan en los extremos, blanco y negro. Tienden a tener conductas de evitación o justificación, y pueden tener un estado de preocupación y ansiedad generalizada o fobias específicas. Si los castigos constan en humillaciones verbales y/o castigos físicos, eso genera una repercusión negativa seguro en la mente y puede provocar traumas emocionales irreversibles.

Mis consejos: Reflexiona sobre las normas de la casa que quieres que cumplan sus hijos. Esas normas deben distinguirse entre normas inamovibles, y normas flexibles. Por ejemplo, la norma no gritar ni insultar puede ser una norma imprescindible, mientras el ordenar la habitación todos los días puede ser algo máas flexibles dependiendo de las circunstancias. Podemos adaptar las normas flexibles enmarcandolas en un plazo de tiempo. Por ejemplo, cada semana (da igual cuando) debe limpiar, aspirar y ordenar la habitación. Elige pocas normas, 2 normas imprescindibles y no más de 4 flexibles. En vez de castigos, establece consecuencias lógicas, derivadas del mismo incumplimiento de la norma. Por ejemplo, si llega 15 minutos más tarde, la próxima vez tendrá 30 minutos menos de salida. Si se rompre algo en casa que es valioso, debe regogerlo y si tiene edad para reponer el valor en dinero (por su hucha, ahorros etc..). Habla con tus hijos sobre estas normas y ponte de acuerdo con ellos sobre las consecuencias que se derivan al no cumplirlas. deben estar de acuerdo, entenderlas y aceptar Estas consecuencias. si es necesario podéis firmar un contrato donde sepone todo por escrito, firmado por todos. Evita completamente los castigos físicos o amenazas verbales de pegarles. Evita humillarles verbalmente, recordarles de las cosas que hacen mal. Califica la conducta en vez de la persona. Es muy diferente decir, que eres muy malo al hacer algo, a decirle, que lo has hecho mal pero sabes hacerlo mejor. Evita gritar, utilizando un tono firme pero bajo. Si se trata de hijos de corta edad, al corregirles debemos bajar a su nivel de altura y mantener un contacto ocular. No les pongas castigos exagerados. Poner a un adolescente un castigo de dos semanas sin salida, por llegar media hora más tarde o por no avisar, es exagerado. a partir del tercer día va a pervibirlo más como le quieres fastidiar a que una corrección justa. Créeme, que para cualquier adolescente no salir tres días, o dejarle un día sin movil, es algo suficiente molesto como para corregir la conducta. Si perciben el castigo como algo justo, también aprenderán más responsabilizarse de sus conductas, sin sentimientos que puedan frenar este proceso como el rencor y resentimiento.

Si ves que te cuesta mucho cambiar tu estilo educativo parental, no dudes en pedir ayuda profesional. Educar no es fácil, y todos tenemos primero educar a nosotros mismos. Espero haberte podido ayudar.

Los ninos comienzan por amar a sus padres. Cuando crecen les juzgan. A veces les perdonan” Oscar Wilde

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Szerena Majoros.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Carrito de compra
Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad